21 enero 2012

Buen testimonio


Quizás hallas oído alguna vez decir a alguien ese es un  cristiano con testimonio. Pero a que se refiere, sinceramente creo que un buen testimonio es que a través de mi vida, de mis acciones, de mis palabras, de mis gestos y miradas la gente pueda ver a Cristo.

Quiero contaros algo que me pasó el otro día y me hizo reflexionar y pensar en el testimonio.
Conduciendo alguien intento hacer un adelantamiento peligroso y prohibido, poniendo en peligro  mi integridad, y la de  otros conductores. Cuando le recriminamos la acción, nos insulto, levanto el dedo corazón (gesto despreciativo) y encima iba hablando por el móvil, en unos segundos la cantidad de imprudencias que cometió. Pero lo que más me indigno fue la pegatina que llevaba atrás del coche. “Sonríe Jesús te ama”, la respuesta de mi compañero no se hizo esperar, ¿menos mal que es cristiano?


La verdad es que no sabemos si este hombre era cristiano, o no, pero la realidad es esa, muchas veces en nuestro andar diario  no somos testimonios ni con nuestra vida, ni con nuestro comportamiento, acciones,  o gestos.
Pero todo esto no es nada nuevo ya  Jesús criticaba a los fariseos que se ponían versículos en la cabeza y los brazos, pero que luego no lo cumplían.
El testimonio es una palabra que significa dar una declaración que afirma o asegura una cosa. También representa una prueba, justificación y comprobación de la certeza o existencia de una cosa.
El testimonio cristiano como valor es más que una afirmación o declaración, es el ejemplo de vida que damos a los demás a partir de nuestros principios y valores cristianos. Es la evidencia real del cambio que Jesucristo ha realizado en nuestras vidas.

El cristiano está llamado a dar testimonio de su fe verdadera en Jesucristo a través del ejemplo de su vida, ya sea por medio de palabras, actos o gestos. Y esto no para vanagloria propia sino para que vean y crean en el Señor Jesucristo. Pero, como suele suceder en toda práctica de un valor, no siempre todos son consecuentes con los mismos. Hay los que hablan y pregonan la vigencia de algún valor y luego con sus actos contradicen todo lo afirmado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada